50 años de historia de Los Compadres del Éxito

- Publicidad -

¡Qué viva la gaita Compadres !

Ese domingo 7 de Noviembre de 2010 me parece que quedó para la historia. Maracaibo se vistió de gala, de magia chiquinquireña con su presencia, de patinadores, con  recuerdos de buenas gaitas, gaitas buenas de verdad que el Zulia aplaudió hasta el final. Carlos Ortega, la amiga Neida Lizardo y la también joven gaitera Patricia Carrasquero en la producción del evento se lucieron de ingenio.

Estos 50 años de los Compadres de Éxito celebrados en el legendario Teatro Baralt de Maracaibo fueron de antología. La dama Deyanira como siempre suprema, la Beba bellísima de voz y presencia, la profesora Chavier  todo glamour hasta el final, los solistas, aunque  jóvenes  en su mayoría, con buena  fuerza vocal,  se les notaba el gozo, gustosos de lo que interpretaban, se les veía. Los instrumentistas geniales, un charrasquero que sonaba como acompañado de treinta,  al frente del Banco Central, vecino del Baralt, se podía escuchar el floreo.

El homenaje a  Luis Ruiz, al que todos llaman “El Panameño”, sonó sabroso. La participación de Luis Angel Aguirre, y sacando el pecho también por su querida Costa Oriental del Lago, el tenor Jaime Indriago, quienes esa noche gaitera de gala  hicieron lo suyo. También Justo Montenegro y otro gaitero de apellido Gutiérrez, Mildred y Amada del Quinto Criollo. Todos estrellas definitivamente con el mejor brillo de zulianidad, cadencia y sabor a buenas gaitas.

L a animación impecable  del evento estivo a cargo de Moraima Gutiérrez, nunca espero menos de ella. Un besote mija  pa´ vos que una vez más dictasteis cátedra.

La noche se me fue alejando, tranquila, sin percatar ningún horario, ni premura  alguna. Ya sentía que llegaba el momento estelar de la noche. Seguramente  por mi admiración eterna, cariño, y respeto por la figura de quien a mi manera de ver marcó a Los Compadres del Éxito para siempre. Llegó esa hora, y así sonó el homenaje a JESÚS BRAVO GONZÁLEZ. Por un momento creo que lo vi en el escenario con su sonrisa de siempre, lleno de pura hidalguía gaitera.

Definitivamente esa noche de celebración gaitera de gala, demostró  que esos escenarios son también los merecidos para la gaita, que lo bueno es prueba de trabajo creativo, con calidad y excelencia.

Esa noche Los Compadres del Éxito le dieron un duro golpe y un buen ejemplo al  centralismo marabino gaitero.

La gaita “A medio siglo” del poeta Renato Aguirre se convirtió  en un himno ese día, definitivamente Bachaquero y toda la bonita Costa Oriental del Lago pueden sentirse representados de lujo, por todo lo alto por sus COMPADRES DEL ÉXITO.

Me despido dándole gracias a mi hermano Angel Martínez González  y a su suegro, mi amigo, el también  buen gaitero  José Gerardo Marín, por la invitación. Fue un disfrute desde la cola para entrar hasta que llegue a casa tarareando las buenas gaitas interpretadas esa NOCHE DE GALA. Abrazo y felicito con versos a los Compadres del Éxitos, especialmente a su director, el profesor Fabio Vásquez Royett.

La gaita, noble y bravía

El canto imperecedero

Con los compadres gaiteros

Y la zuliana hidalguía

Que brota del alma mía

Con sentimiento pueblero.

¡QUÉ  VIVA LA GAITA COMPADRES!