Abril en SaborGaitero.com

- Publicidad -

Siempre con la premisa de llevar la gaita a todo el mundo, durante todo el año, en www.SaborGaitero.com nos sentimos en los abriles de la misión de difundir lo mejor de nuestra zulianidad, para mantenernos como el referente necesario, no sólo en lo que a la gaita se refiere, sino en todo lo que nos distingue como un pueblo pionero.

Abril, mes de la primavera en el hemisferio norte, eterna primavera en el sentido figurativo de su significado, nos recuerda que es posible la renovación y el renacimiento como milagro de la vida.

Puros caballeros

El 6 de abril estará celebrando su cumpleaños setenta y cuatro, quien parece vivir una eterna primavera gracias a su prodigiosa voz: don Celestino “Tino” Rodríguez.

Nacido en Puerto Cumarebo, estado Falcón, este caballero adoptado por el Zulia, además de su bien cultivada fama de intérprete de ritmos zulianos y tropicales, es saxofonista, clarinetista, arreglista y compositor. Específicamente en el Súper Combo Los Tropicales, Tino Rodríguez destacó por temas como “Conmigo serás dichosa”, “Falcón”, “El buen samaritano”, “Salud Navidad” y “El guapo”.

Don Tino Rodríguez, el mejor cantor de “Pregones Zulianos”, se ha convertido en emblema del Zulia, pero su tierra originaria también lo ha hecho Hijo Ilustre, mientras que su patria adoptiva lo ha exaltado como Patrimonio Musical del Estado. Tal como Falcón, don Tino Rodríguez es un noble, valiente y sincero señor de la música, que aún hoy, a sus setenta y cuatro años sigue aportando a la cultura popular a través de su trabajo en la Secretaría del Cultura del Zulia.

El martes 12, Leandro “Papi” Zuleta, la mitad del llamado “Dúo Dinámico” de la Gaita, arriba a sus cuarenta y dos años de vida. Leandro es pianista, arreglista y compositor y junto a Wolfgang Romero se ha hecho acreedor de casi todos los galardones de la región, por composiciones como “Rutas maracaiberas”, “Y llegó para alegrar”, “La gaita del pueblo”, “Que de donde soy”, “Grito de gloria”,“El día que la Virgen lloró”, “El pájaro espino”, “Un Reverón para el pueblo”, “Toda una vida” y “La gaita de las hormigas”, entre otras.

En fecha capicúa a la anterior, es decir el 21 de abril, se conmemora un año más del natalicio de Heberto Pedraja, el siempre recordado “Perrito”, quien fue uno de los más costumbristas y polifacéticos músicos de nuestro estado. Con facilidad increíble componía gaitas, valses, contradanzas, boleros o guarachas.

Heberto José Pedraja nació el 21 de abril de 1922, en el barrio El Saladillo de Maracaibo y desde muy joven se inició en el arte de la composición. Fue fundador del conjunto San Isidro y fue exaltado como Patrimonio Musical del Estado Zulia un año antes de su muerte, la cual se produjo el 8 de junio de 1994.

El cuarto hijo de la unión nupcial de don Desiderio Vílchez y doña Josefa Soto de Vílchez arriba este 24 de abril a ochenta y un años de una vida plenamente altruista, al servicio de Dios y sus preceptos: un 24 de abril, pero del año 1924, en el poblado El Caimito, municipio Miranda nació el Padre Luis Guillermo Vilchez.

El Padre Vilchez llegó a San Francisco vistiendo sotana y montado en una bicicleta. Los habitantes del hoy municipio San Francisco le deben al “Socio” la reconstrucción de la Iglesia Santo Cristo, el liceo “San Francisco”, equipos de baloncesto, béisbol, fútbol y softbol; y los conjuntos gaiteros “San Francisco”, “Zagalines”, “Zagales” y “Espiguitas” del Padre Vílchez.

La obra del Padre Vilchez traspasa las fronteras de lo material; su sencillez, su simpatía y su fe en Dios y en la Virgen le han permitido llegar al corazón del pueblo zuliano, que se refiere cariñosamente a él como “Socio”, “Curita”, “El Curita de la Isla”, “Padre” o “Monseñor”, jerarquía a la que fue exaltado por la Santa Sede en sus Bodas de Oro Sacerdotales.

NOTA MUY IMPORTANTE: Estimados visitantes, si hay cumpleañeros no citados en esta nota, agradecemos enviar correo electrónico a produccion@saborgaitero.com

Aquellos no citados, no constituyen omisiones voluntarias. Simplemente no aparecen en los registros enciclopédicos, o bien no poseemos información sobre la fecha de nacimiento.