Gaiteros de Vezga rememora las piraguas a motor

- Publicidad -

Gaiteros de Vezga celebra los 482 años de la primera ciudad de Venezuela, Maracaibo, donde nos  desayunamos con pastelitos, tequeyoyos o patacones; donde visitamos la Basílica de la Chinita el 18 de noviembre, donde oímos gaitas en las fiestas decembrinas, asi como se nos hace un nudo en la garganta cuando pasamos por el puente “Rafael Urdaneta”.

Maracaibo le debe el  origen de su nombre al aguerrido Cacique Mara, hombre fuerte de no más de 25 años, que vivía en la isla de Providencia y opuso resistencia a los alemanes que atacaban la zona, pereciendo en la batalla contra los germanos. Se dice que, al ver muerto a su jefe, los indios gritaban: “Mara-cayó” y así se originó el nombre de la capital zuliana. Aunque otros investigadores afirman que el sitio donde se levanta la urbe marabina, se llamaba entonces en lengua india “Maara-iwo” que se traduce al español como, “lugar donde abundan las serpientes”.

Gaiteros de Vezga en esta oportunidad presenta el segundo avance de la temporada 2011, que lleva por nombre “El barco motor”, original de Jesús “Chucho”Bravo, adaptada y arreglada por Wolfang  Romero y Leandro “Papi” Zuleta. Esta gaita relata  el desplazamiento de  los barcos de vela  o piraguas  por los de motor, y está dedicada a uno de los primeros barcos que cambio sus velas por un motor: El Gran Brisa.

Las piraguas del Lago de Maracaibo constituyeron la base fundamental del desarrollo económico del Estado Zulia, en Venezuela, ya que debido las características geográficas de la zona, la navegación lacustre fue siempre la vía más expedita para el traslado de pasajeros y mercancías entre la ciudad de Maracaibo, los pueblos de la cuenca y las potencias extranjeras.

Esta situación brindó a la ciudad la oportunidad de tener un crecimiento más acelerado que otras del centro del país, y ciertamente logró establecer notables diferencias entre el maracaibero y los habitantes del resto de Venezuela.

Estas embarcaciones vivieron una época de oro a principios del siglo XX, cuando podían verse cientos de ellas navegando en las aguas del lago. Pero fue definitivamente la explotación petrolera y los beneficios que trajo consigo lo que marcó el principio del fin de la piragua como medio de transporte.

La construcción de la red de carreteras que unió el circuito vial alrededor del estado, además del Puente General Rafael Urdaneta, trajeron como consecuencia que las mercancías comenzaran a moverse por vías terrestres, disminuyendo drásticamente la rentabilidad de las piraguas y produciendo su paulatina desaparición.

Este tema es interpretado por  Danelo Enrique Badell Galué, conocido con el apelativo de “Cañón Viejo”, quien también compuso uno de sus versos y creó el eslogan “Y si suena buena gaita es con Gaiteros de Vezga”.

{mp3}gaiteros de vezga – el barco motor{/mp3}

Créditos:
Adaptación, Letra y  Música: Wolfang Romero y Leandro “Papi” Zuleta
Arreglos:  Ruben Garcia “El Hueso”, Gustavo Luengo y Humberto Sánchez “El Ovejo”