¡Gracias Beatriz Padrón!

- Publicidad -

“Sadel, siempre Sadel”

Era la madrugada del 14 de julio cuando en una de esas acostumbradas desveladas normales en mí, allí me encontré con la bella Goya Sumoza  en su programa de URBE Televisión. Ese encuentro me duró hasta entrada la madrugada mientras me deleitaba con su invitada y y yo terminaba de escribir lo que hacía algún tiempo, cuando me enteré de la batalla que libraba Beatriz por su salud,  la cual ganó junto a Dios y a su Virgen Altagraciana. Yo me sentía en deuda hace rato largo con la doctora Beatriz Padrón de Colina, la amiga Beatriz, en deuda con su canto, con sus gaitas; yo tenía que buscar la forma de darle mil gracias por tantos años de amistad,y por tantas canciones que hemos escuchado y que desde nuestra Trilla Nacional siempre hemos apoyado.

“No lo abandones”, “Madre y padre a la vez”, “Nostalgia de mi pueblo”, “Soy Venezuela”, “Mi Maracaibo”, “Abuelitos queridos”, “Sueño latinoamericano”, es larga la lista de bellos temas que con su voz melodiosa, llena de salero y sabor zuliano, Beatriz cual brisa mirandina, nos ha brindado desde hace años.

En ese madrugonazo televisivo me di cuenta que las gracias a Beatriz ya no solo serían por su defensa y promoción de lo nuestro, por su canto digno y hermoso, por parir talentosos hijos entre ellos Leo de Mermelada Bunch, quien la acompañó en ese programa y también en su nuevo disco, al escuchar que Beatriz le canta al gran Sadel, mi mejor cantante, mi mejor compañero de verdaderos trasnochos. Sadel quien jamás dejará  nuestros corazones por su fuerza, pasión y voz incomparable de Sadel, siempre Sadel.

Gracias Beatriz por ser digna representante de esa villa prócera, con sangre guerrera de la Ana María Campos, con el color para tus canciones de Gabriel Bracho y con la bondad de Monseñor Parra León.

Gracias Beatriz Padrón por regalarnos  mejores acordes y armonías en tus bellas canciones al Zulia y a tu patria grande que se tanto quieres y defiendes.

De tu nueva producción seguro  nos envolveremos en una noche mágica, entre boleros, sin tener precisión del lugar, y veremos que Sadel se sonríe, que la guitarra te guiña un ojo, y que la voz de Beatriz Padrón te brinda un trago con buque de despecho, en ese mismo mágico momento nos lanzaremos a cantar en trío, de seguro pediremos escucharlo otra vez el tema numero 3 del nuevo CD, el 4, el 7, volver pa´l 4, bailar el 2, hasta percatarnos que ya la noche se la está robando el sol, y es allí, seguro estoy, cuando  también le dirás: ¡Gracias Beatriz Padrón!