Se fue un pionero

- Publicidad -

ADIOS A “FELO” BARRADAS

A los más jóvenes, el apellido Barradas nos remite a la genialidad de “La flauta de Venezuela”, Huáscar Barradas. Pero la historia primigenia de la radio y la televisión en el Zulia no pueden escribirse sin incluir a Rafael Emilio Barradas Meza, don “Felo” Barradas, quien dejo de existir el lunes 7 de marzo de 2005 en Maracaibo, a los setenta y tres años.

Rafael Barradas, apellido de origen azteca, egresó como licenciado en periodismo de la Universidad del Zulia en 1967, y en una vuelta a sus raíces volvió a México para cursar estudios de dirección y producción de televisión en la Escuela de Televisión de México XEW y en el Instituto Técnico de México. Antes había estado en las mismas lides en la CMQ de La Habana.

Integró el staff de Ondas del Lago Televisión, donde creó el Festival de Gaitas Zulianas, que posteriormente se convirtió en el Festival Una Gaita para el Zulia, patrocinado por Industrias Pampero. “Felo” Barradas fue uno de los primeros que valoró a la gaita zuliana como se merece, sentando el precedente de la popularidad de la cual goza hoy en día y abriendo el sendero de agrupaciones como Rincón Morales, Barrio Obrero y Saladillo.

Y cito al colega Marco Aurelio Gámez, amigo de Rafael Barradas: “Felo fue un creativo nato en una época cuando no existía globalización, pero sobre todo fue un gran ser humano”.

Otras de las creaciones de don “Felo” Barradas fueron los Festivales Infantiles de Gaita y el programa “Su majestad el niño”. Desde la sede de Ondas del Lago Televisión en Cerros de Marín dirigió “La puerta de la fama”, “La hora estelar” y “Música, hípica y premios”, donde dieron sus primeros pasos estrellas como Felipe Pirela y Lila Morillo y gracias a los cuales Barradas se hizo acreedor de placas y estatuillas de los premios Mara de Oro y Espectáculo.

Cuando se produjo el cierre de Ondas de Lago Televisión, Rafael Barradas se dedicó a la publicidad, y en este campo de la comunicación también fue considerado un pionero, por lo que recibió el premio Micrófono de Oro del Sindicato de Radio y Televisión del estado Zulia y fue reconocido como uno de los mejores creativos de publicidad de la región.

Antes de que su hijo Huáscar empezara a escribir su propia historia, el apellido Barradas ya estaba en los anales de la memoria de un estado siempre pionero. Adiós a “Felo” Barradas. Se fue un pionero.

Biografía de Rafael Emilio Barradas Meza “Felo”
Cortesía: Huáscar Barradas

Nace en la ciudad de los crepúsculos, Barquisimeto, Estado Lara, el 6 de octubre de 1929. Inquieto, extrovertido, incisivo, bromista, mordaz, creativo. Desde muy niño demostró ser una persona amplia y diversa, desempeñando diferentes roles: fue monaguillo, ayudante de proyección en un cine barquisimetano, cobrador, dactilografista y así ejerció otro grupo de actividades, hasta que su inclinación por el mundo artístico lo impulsa a residir en México, previo a una escala en La Habana, en donde desarrolló una profunda afinidad con la música del momento.

En aquel entonces, la nación azteca era la meca del cine latinoamericano, por ello decide radicarse en Ciudad de México, donde cursa estudios en dirección cinematográfica, radio y televisión. Su pasión por la música se acrecienta y vive la época de oro del danzón, el chachachá y el bolero.

A su regreso a Venezuela, vino de vacaciones a Maracaibo y desde ese momento, adoptó a la tierra marabina como suya. Es así como decide aceptar una oferta de trabajo en Ondas del Lago Televisión como director de programas, entre ellos: “Fantasía Infantil”, “La Puerta de la Fama”, “La Hora Estelar”, muchos de los cuales contaron con la participación en vivo de las grandes figuras del momento, además de iniciar en el medio a Gilberto Correa y dirigir por primera vez en televisión a Felipe Pirela.

“Felo” es también fundador del Festival de Gaitas Zulianas en Ondas del Lago Radio, patrocinado posteriormente por empresas Pampero “Una Gaita para el Zulia”. Esta idea posteriormente es trasladada a la televisión, lo cual contribuye al auge, popularización y divulgación de la gaita zuliana.

En 1961 contrae matrimonio en Maracaibo con Zarelda, “La Nena”, con quien tiene dos hijos: Tonatiuh y Huáscar. Paralelamente a sus compromisos profesionales y personales, estudia Periodismo en la Universidad del Zulia y para finales de los sesenta incursiona en el campo publicitario, iniciándose en CORPA Publicidad y posteriormente en Giner & Asociados. Fue Vicepresidente de Matheus & Asociados, en donde fue el creativo de las más exitosas e innovadoras campañas publicitarias durante veinticinco años.

Su pasión por la fiesta taurina es notoria participando activamente como miembro de la Comisión Taurina y presenciando numerosas tardes en San Cristóbal, Mérida, Valencia y Maracaibo, además de Colombia, México y España.

Su talento fue ampliamente reconocido siendo merecedor de los grandes premios del momento como el “Guaicaipuro” y el “Mara de Oro”. Durante varios períodos fue Presidente de la Asociación de Natación del Estado Zulia, contribuyendo sólidamente al desarrollo de esta actividad deportiva y a la creación de un equipo regional reconocido y con resultados importantes nacional e internacionalmente.

La Serenata a la Virgen de Chiquinquirá, patrona zuliana, evento que todos los años se efectúa en la Plazoleta de la Basílica, es también producto de su ingenio, como demostración de devoción e identificación con la zulianidad.

Viajero incansable, un hombre de impresionante cultura y conocimiento, “Felo” sabía de todo y para todos, sus conversaciones eran interesantes y poseía el carisma para concentrar la atención y compartir sus visiones y experiencias.

Luego de descubrir las bellezas de nuestro país, recorrió America Latina y el Caribe. Posteriormente casi la totalidad del Viejo Continente, incluyendo Grecia, Turquia, Israel y Egipto. Más recientemente descubrió el Lejano Oriente, al visitar Japón y Corea.

Lector insaciable de medios impresos, “devorador de periódicos”, en su constante búsqueda de la noticia y del acontecer mundial en todas las áreas.

Fue también un amante de todos los deportes, de las grandes ligas, de los Cardenales de Lara y las Águilas del Zulia, de los Gaiteros, del fútbol… Se destacó como pitcher de softbol en el equipo de Humanidades de LUZ y en los campeonatos interadiales como integrante del equipo de Ondas del Lago.

Fue asesor y orientador en diferentes áreas del conocimiento, siendo reconocido por todos como la “enciclopedia”, por su capacidad intelectual.