Ensamble chiquinquireño brindó recital a La Chinita

- Publicidad -

Un verdadero recital de amor y fe, significó la serenata que brindó el Ensamble Chiquinquireño, agrupación conformada por integrantes de varios grupos de la localidad, quienes se reunieron para homenajear con sus interpretaciones a la réplica de la Virgen de Chiquinquirá, que estuvo de visita en Valera, el fin de semana pasado.

El grupo gaitero estuvo comandado por el cantautor Mario Estelio Valera, quien compuso e interpretó el tema “Bienvenida Chinita”, el cual arrancó sonoros aplausos a los presentes y fue elogiado por el sentimiento puesto de manifiesto por el artista valerano, durante la serenata para rendirle homenaje a la Madre de Dios, en su advocación de Chiquinquirá.

Dicha responsabilidad recayó en las manos del reconocido cantautor debido a su trayectoria musical en el estado Trujillo y Venezuela en general. “Somos gaiteros, somos valeranos, y somos chiquinquireños, de ahí la importancia que le demos la bienvenida junto con el pueblo de Valera a la ilustre visitante”, afirmó Mario Estelio Valera.

Adalberto “Mon” Cepeda, Mario Estelio Valera, José Luís Mantilla, Eduardo Pérez y Eugenio Sarabia, fueron los encargados de coordinar todo lo relacionado con el movimiento musical que se gestó con motivo de la visita de la Santa Patrona del Zulia, de los gaiteros y de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, a la “Ciudad de las 7 Colinas”.

Homenaje

El inicio de la serenata estuvo a cargo de Adalberto “Mon” Cepeda, al interpretar a capela el número “Dios te salve María”, que entonó el tenor favorito de Venezuela, Alfredo Sadel, el cual agradó a los presentes. También destacó la presencia de los vocalistas Richard Sulbarán, Hixon Palomares, Freddy Hernández, Marco Tulio Valera, Luz Dary Mantilla, Marcos Briceño, Félix Araujo, Eduardo Pérez, Alirio Araujo, entre otros intérpretes.

La serenata se dividió en dos fases, la primera el sábado 28 a las 8:00 de la noche, la cual contó con la participación de los más destacados gaiteros del patio, quienes estuvieron acompañados por los reconocidos intérpretes José Morales del Saladillo de RQ y Alizmer García y Alex Prieto de Somos; este trío brindó su talento y su voz para ensalzar a la Virgen Morena.

El segundo recital fue ofrecido el domingo 29 a las 3:00 de la tarde, en una actuación que se extendió por una hora y media, en la que los solistas se pasearon por números como: “Reina Morena”, “Señora de mis pensamientos”, “18 de noviembre”, “Virgen Guaquera”, “Virgen de Chiquinquirá”, “La Bajada de la Virgen”, “Pasión Indiana”, “Sentir Zuliano”, “La Grey Zuliana”, entre otros.

Autoridad

Cada una de las interpretaciones de los gaiteros trujillanos, fueron coreadas por los centenares de feligreses presentes en la Iglesia San Pedro, donde se llevaron a cabo los recitales a la Santa Patrona, que contaron con la presencia del alcalde de Valera y su comitiva, profesor Temístocles Cabezas Morales, personaje muy ligado a la gaita y a la cultura en general.

El corregidor local, Cabezas Morales, dijo que para él era un gran honor compartir tan gran distinción, con todos los devotos de la Virgen de Chiquinquirá en el estado Trujillo, ya que su amor por la inmaculada tuvo sus primeros comienzos cuando estudio en La Universidad del Zulia (LUZ), y participaba en grupos gaiteros

Para los integrantes del Ensamble Chiquinquireño, constituyó motivo de satisfacción y alegría el poder interpretar sus gaitas a la Chinita, en tan especial ocasión y recibir sus bendiciones, por lo cual agradecieron al presbítero Walkelis Araujo, coordinador del visita, el haberles permitido estar presentes en el templo y regalarle sus interpretaciones a la reliquia.

La gaita retumbó con fuerza en la sinagoga de San Pedro, que se convirtió el lugar de reunión de la fe, el amor, la esperanza del pueblo valerano, para elevar sus plegarias a la Virgen de Chiquinquirá y recibir sus bendiciones; al final en una sola voz, los presentes corearon: “Gloria a ti casta señora, de mi pueblo bravo y fuerte, que en la vida y en la muerte, ama y lucha, canta y ora…”.

Foto: Alberto Briceño