Las TIC y la Identidad Regional

- Publicidad -

Twitter: @leonmagnom

La identidad regional la entendemos como el conjunto de símbolos, formas artísticas, costumbres, imaginario colectivo y tradiciones que otorgan una distinción a los ciudadanos de cada región, por tanto; los nacidos en el Zulia tenemos esa distinción como conjunto humano,  diferenciado del resto de Venezuela y el mundo. Nuestra identidad regional nos confiere características muy particulares ante el macro-conjunto cultural, étnico y sociológico que significa la nación venezolana, sin duda, un mosaico de particularidades, multiétnico; con el denominador común del sentido -casi maternal-  de patria.

Ante la arremetida de la industria cultural globalizadora, que impone líderes modélicos reñidos con nuestra tradición zuliana y promueve géneros musicales y artísticos exógenos, que por tanto, no nos representan; los medios de comunicación y especialmente las TIC (tecnologías de la información y comunicación) pueden ser el vehículo importante que promueva el reforzamiento de los valores culturales propios de esta región occidental. Sin identidad regional, no hay sentido de pertenencia, no hay sentimiento de arraigo a la nación venezolana, menos aún a la región zuliana.

Hoy en día la gaita es un género musical que está presente en todo el Caribe, y que es un importante elemento de identidad local; así mismo, nuestra producción literaria, la gran oferta musical  que nace en nuestro estado y la propuesta académica que tiene repercusión y reconocimiento en todo el país.

Figueroa Sánchez (2005) define la identidad nacional como el conjunto de  elementos antropológicos y artísticos que caracterizan y diferencian a los ciudadanos de un territorio específico y definen un perfil único para cada nación en el concierto continental  latinoamericano. Elementos tangibles como: la bandera, escudo, moneda nacional, formas artísticas, nuestra historia y nuestro folclor, nos dan una diferenciación única como venezolanos. Pero sobre todo, el sentimiento que se va construyendo desde la escuela, de valoración y afecto a nuestro entorno social, es el que nos define y diferencia categóricamente de otros pueblos.

¿Acaso se puede pensar en una gran nación si sus pobladores no desarrollan una plena identidad con su patria, su historia, sus costumbres y sus tradiciones? La grandeza en su dimensión humana de un país, está en el  tener nativos que se sientan identificados con su historia, próceres, estilo de vida y gustos culturales. Tan importante como la identidad nacional, es la identidad regional, pues se es grande en lo particular para luego ser  grande en lo general. Se es fuerte en  cada una de las partes para ser poderoso como un todo. En este caso, se sientan las bases de una sólida identidad regional para luego insertarse en una gran identidad nacional, sin el sesgo secesionista, con una visión holística de país.

El escritor colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel 1982, en una entrevista brindada al escritor Plinio Apuleyo Mendoza, relatada en el  libro “El olor de la guayaba” (1982:44) le declaró:

“…Mi abuela (Tranquilina Iguarán) me contaba cosas atroces sin conmoverse, como si las acabara de ver y esa riqueza de imágenes era lo que más contribuía a la verosimilitud de sus historias. Usando esa técnica escribí: Cien años de Soledad…”

El Gabo construyó toda una gran leyenda universal, que ha sido traducida a 30 lenguas del planeta, partiendo de los relatos de una población bananera; Macondo en el Magdalena colombiano, Aracataca.

De igual forma, el poeta norteamericano Ezra Pound (1954:25) concluyó: “los artistas son las antenas de la raza”. Pensaba el poeta oriundo de Idaho que los creadores podían anunciar nuevas identidades, ser constructores de un nuevo mundo, partiendo de lo que captaban en su microcosmos, su aldea.

Este concepto artístico deja ver la necesidad de asumirnos como entidad cultural particular, para luego aspirar estar en un planteamiento global, aportar nuestras experiencias, formas sensibles de ser y estar, de ver la vida, desde lo particular a lo global o general (y no al revés). Los hombres del arte son los ciudadanos con un apresto y capacidad especial para captar el sentir de la población, sus anhelos, sus aspiraciones y transmutarnos en obras de arte, que sensibilizan, crean sensaciones y terminan modificando conductas en positivo de la población.

Para lograr generar una gran identidad regional, estamos llamados a hacerlo desde la escuela, pero también desde los medios de comunicación masivos y en especial desde las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), que forman parte del quehacer cotidiano de los ciudadanos de todos los grupos etarios, clases sociales y de los distintos niveles de formación de nuestra región zuliana.

Desde el año 1993, las TIC se han convertido en la forma de asumir la educación, en el instrumento más eficaz de trabajo y en el nuevo modelo de entretenimiento. Su presencia es cada vez más global, presentes en el mundo entero, especialmente en la América Latina emergente.

De hecho, según CONATEL (2011), el ente regulador de las telecomunicaciones y concesiones de medios en Venezuela, la población del país en el año 2010 llegó a tener un porcentaje de acceso a internet del 30.7%, pero además con una marcada tendencia en ascenso. Aunado a este porcentaje que nos habla de casi 10.000.000 de habitantes con posibilidad de navegar en la red, se ha implementado el plan de dotación de computadores “Canaima” en las escuelas públicas, por parte del Gobierno Bolivariano Nacional. De acuerdo a declaraciones del Ministro Andrés Izarra a los medios de comunicación, en el año 2011 el Gobierno Venezolano ha entregado 760.000 computadoras dentro del “Plan Canaima” (MINCI, 2011). Esto plantea una gran población de venezolanos nativos digitales, consustanciados con las nuevas herramientas tecnológicas, que moldearán sus vidas según las ventajas y parámetros de las TIC.

Este nuevo paradigma nos permite pensar que las TIC serán el vehículo ideal para propiciar un reencuentro, y en algunos casos un encuentro con los símbolos, formas musicales, tradiciones que conforman nuestra identidad regional. Todo esto como parte de la estrategia del Gobierno Venezolano de potenciar las TIC en todo el territorio nacional, estrategia que comenzó con la publicación en el año 2000 del decreto N° 825, artículo 1°: “Se declara el acceso y el uso de Internet como política prioritaria para el desarrollo cultural, económico, social y político de la República Bolivariana de Venezuela” (Asamblea Nacional, 2000). Aunado al reimpulso de la plataforma de infocentros en el territorio nacional.

De tal manera que está en las líneas programáticas del actual gobierno central aumentar la conectividad, reducir la brecha tecnológica y lograr la mayoritaria alfabetización neo-tecnológica de  los habitantes del país.

Según los estudios que se le sigue al desarrollo de las TIC en el mundo (Martínez, 2010), las últimas tendencias marcan que esta entra en forma de divertimento en las vidas de los usuarios, se ha hablado de su capacidad de crear adicción; incluso siendo así, en nuestra propuesta de hacer de las TICs un vehículo de reforzamiento de la identidad regional, las utilizamos para acercar a los zulianos con su gaita, con los grandes escritores zulianos, la historia y geografía del Zulia, las efemérides regionales resaltantes, todo el misticismo que envuelve a la Virgen de Chiquinquirá. Aprovechando las ventajas que las TICs presentan, entre las que se encuentran:

1. Son inmateriales y propician la interactividad.
2. Conllevan a digitalizar los productos intelectuales, estimulan la interconexión.
3. Presentan cada vez mayor calidad  en cuanto a imagen y a sonido.
4. Muestran diversidad e innovación constantemente.
5. Son un signo de estos tiempos actuales.

Es importante referir el estudio realizado por la Universidad FASTO de Mar del Plata, Argentina en el año 2010, dirigido por la Dra. Amelia Ramírez, llamado “Observatorio de Ciudad” sobre el consumo de televisión y de Internet en adolescentes marplatenses, con una muestra de 269 casos de seis colegios privados de la zona. La herramienta elegida fue una encuesta de catorce ítems: siete preguntas cerradas y siete abiertas; entre cuyas conclusiones se obtuvo:

1. El consumo de Internet es significativamente superior al de televisión. Con un promedio de internet por joven encuestado de 2 horas 37 minutos/día; y de televisión de 2 horas 11 minutos/día.
2. Utilizan Internet para comunicarse, para entretenerse y divertirse, pero no para educarse.
3. Los caminos más utilizados en Internet son: You Tube,  Facebook y MSN.
4. Pasan más tiempo leyendo lo que otros escriben, que escribiendo ellos.
5. No ven los noticieros de TV y sólo ven TV cuando no tiene nada más importante que ver o hacer, en tal caso, prefieren las películas (Martínez, 2010).

Este trabajo permite inferir que las nuevas generaciones nativas digitales, siempre tendrán una cercanía natural con las TIC, siempre serán usuarios voluntarios; por ello la importancia de adecuarlas para el reforzamiento de la identidad cultural regional, con videos, concursos digitales, chat-conferencias, descargas de música, estimulación de visitas a portales como www.saborgaitero.com, www.elescaparate.com.ve, que tienen contenidos de gran calidad, elaborados por excelentes profesionales de la comunicación, culturales y con enfoque regional. Todo esto, bajo coordinación y orientación académica y científica, para luego resaltar el premio final al esfuerzo. Tal como ha sido, por ejemplo, el desempeño de los competencias Cenamec.

De allí la idea de crear un Cenamec Gaitero, o una Olimpiada de la Cultura Zuliana, que tenga eliminatorias en los centros de educación secundaria de todo el  Zulia. Con preguntas bien estructuradas, de selección simple, de respuestas abiertas, como por ejemplo: ¿A quién llamamos en la gaita, el poeta del lago? ¿La frase “Tierra del sol amada es de la autoría de…?   ¿En cuál ciudad de Venezuela nació el cine?  ¿En cuál ciudad de Venezuela nació el rock and roll? ¿Cuáles escritores zulianos han ganado el premio nacional de literatura? ¿En cuáles conjuntos actuó Astolfo Romero? ¿En qué año murió el Monumental Ricardo Aguirre?  Activar a todo el estado, sus municipios con estas “Olimpiadas de la Gaita” con interesantes premios como: becas universitarias, viajes de ecoturismo, pensiones estudiantiles para financiar estudios superiores, entre otras.

Asa Briggs y Peter Burke (2002:353), catedráticos ingleses, en su libro “De Gutenberg a Internet”, establecen como fecha de inicio de la educación a distancia a través de la red el año 1971, en Canadá, Australia y Nueva Zelanda. En 1989, se crea la “Commonwealth de Aprendizaje” con sede central de Vancouver con el principal objetivo de canalizar programas de educación a distancia.  He allí el comienzo de lo que hoy en día representa un boom de los aprendizajes desde la casa, desde la oficina, incluso desde otra nación o territorio antípoda al centro educativo. Esta nueva realidad educativa y de redes globales, nos crea la posibilidad de pensar en una reconquista de los símbolos de identidad de la región, a distancia.

En América Latina las naciones que han desarrollado educación a distancia de calidad como México, Argentina, Brasil, Colombia, tienen programas a través de las redes para reforzar el conocimiento y afecto a las formas artísticas locales, a las tradiciones y cultura. Por ello, son las naciones de nuestro continente con mejor posición cultural, con mayor producción artística, con una identidad fortalecida.

Así mismo comentan, Burke y Briggs (2002:354)

“…Con la llegada de internet se extendieron las posibilidades de aprender de la vida, formal e informalmente, toda vez que la experiencia y la expectativa lo requería, y había quienes afirmaban;  con tal de que el acceso fuera abierto, para muchos la World  Wide Web  haría las veces de universidad sin muros, e incluso se eliminarían las aulas…. Ayudando  a cambiar el modo de trabajar, de vivir, de jugar, y de aprender…”.

Ese es la base de nuestra propuesta, utilizar el nuevo planteamiento de tiempo efectivo de acceso a las TIC, como centro de aprendizaje, pero también como generador de diversión, de juegos, de convivencia interactiva, reforzando el conocimiento del folclor local: Danzas, música autóctona, leyendas marabinas, juegos tradicionales. Generar interactuación de los adolescentes de educación media con los concursos que tengan como leitmotiv la historia de nuestra región zuliana, los próceres zulianos, el pensamiento resumido de nuestros intelectuales históricos.

Estos autores exponen que  Timothy Leary en una de sus conferencias afirmaba; “Los ordenadores son más adictivos que la heroína”. Si aprovechamos esa característica propia de las TIC, que generan una sana dependencia, entonces no  podemos pensar en un nativo digital sin su computadora. Debemos empoderar a esta generación de nativos digitales para que genere la conectividad con los campos del quehacer cultural de la ciudad y así se establezcan los vínculos de valoración y reforzamiento de la identidad regional. La estimulación de tesis de pregrado sobre el tema cultural, folclórico, histórico regional en nuestras casas de estudio superiores,  también sería parte importante de la estrategia.

Las TIC debemos utilizarlas para activar en el grupo etario adolescente el interés por el hecho cultural zuliano, interesarlo por aprender nuestras formas musicales, intercambiar videos en You Tube (donde tenemos un banco que sobrepasa los 2.000 temas zulianos), acercarlos a las tradiciones de la región que forman parte natural de su diversión diaria, de su entretenimiento; con la finalidad de formar ciudadanos con una gran identidad con su región, con sus artistas, con sus tradiciones, con la forma de ser de nuestros ancestros. Eso se va a manifestar en el amor y el respeto por el Zulia y su gente, será un estímulo permanente parta trabajar por su grandeza. Si un individuo aprende a querer, a valorar su música, sus leyendas, su literatura regional desde adolescente, con toda seguridad la valorará toda su vida, porque quedará sembrado en su estructura de valores de vida.

El doctor en antropología de la Universidad Sorbona de París; Murga Armas (2008:3) afirma:

“La importancia de crear una identidad nacional reside en el hecho de que sólo sintiéndose parte de un proyecto de nación común, todos podremos unir esfuerzos, diseñar estrategias y relacionarnos con los demás países con objetivos claros que favorezcan el conjunto de la nación.”

Por extensión, si nos sentimos parte de un estado con música propia hermosa, tradiciones valiosas, pujante desde el punto artístico, cuyos músicos están ganando reconocimientos internacionales como Premios Grammy  y otras nominaciones, podremos elaborar estrategias para seguir fortaleciendo esa identidad regional, robusteciendo los vínculos de pertenencia y el sentimiento de orgullo por ello, y no sucumbiremos ante la arremetida del vallenato y el reguetón con letras cargadas de mensajes misóginos, de las costumbres ajenas a nuestra cultura como las fiestas rave, o el anglosajón halloween, la adoración excesiva a íconos de lo snob y lo extranjero.

Nadie puede amar lo que no conoce, por ello es tan importante conocer nuestras formas musicales, la poesía local, nuestra gastronomía y tradiciones para luego esperar el apego a ellas. En definitiva se trata de elevar el autoestima del individuo, de hacerlo sentir que es parte importante de un gran todo, un conjunto importante llamado Zulia. Sólo así, sintiéndose parte activa de un estado pujante, podremos como conjunto, elaborar planes que nos potencien ante la nación y el mundo.