Alberto Silva Narváez, un defensor de la gaita tradicional

- Publicidad -

Hijo de padres margariteños; de Chabelo, el gran barbero y Doña Carmen de Silva, madre gaitera del Zulia, Alberto Silva Narváez estuvo apoyando la actividad gaitera del afamado conjunto Barrio Obrero de Cabimas por espacio de 45 años.

Alberto Silva Narváez, desde su adolescencia, se involucró con la expresión típica regional; la gaita zuliana, constituyéndose desde entonces, en un digno ejemplo para la juventud de la época y ejemplo a seguir por las nuevas generaciones.

Alberto Silva Narváez, destacado estudiante de la Escuela Técnica Industrial de Cabimas, cursa la especialidad en Petróleo, culminando su formación en la Escuela Técnica Industrial de Caracas, egresando como Técnico Petrolero.

Lo absorbe la docencia, en la cual se desempeña como profesor en la Escuela Nuestra Señora del Rosario, regentada por las monjas de María Auxiliadora; seguidamente ingresa como profesor por horas en la ETI de Maracaibo, de la cual llegó a ser director, hasta su jubilación por el Ministerio de Educación.

Todas sus responsabilidades personales y académicas, siempre fueron unidas a su desempeño gaitero, convirtiéndose en un director con un estilo muy particular. Ante su público, recitaba la letra de las gaitas que se iban a interpretar, hombre muy carismático, lleno de simpatía y bondad.

Alberto Silva Narváez, llevó a su conjunto Barrio Obrero de Cabimas, a diferentes escenarios entre otros, al Poliedro de Caracas, con un lleno total; al Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, cosechando frenéticos aplausos de los ucevistas y en una ocasión, invitado por la Casa Militar, actuaron en una fiesta privada del presidente Carlos Andrés Pérez. 

El conjunto Barrio Obrero de Cabimas, dirigido por Alberto Silva Narváez, mantuvo una posición vertical para evitar que la gaita zuliana fuera afectada por corrientes musicales extrañas a la pureza de nuestra máxima expresión folclórica.

El profesor Alberto Silva compuso varias gaitas, con diferentes mensajes, políticos, folclóricos, religiosos y pedagógicos entre otros.

Por su dedicación a la gaita, fue condecorado en su Primera Clase con la Orden del Mérito al Trabajo, en el año 1997.

Gracias a la excelente dirección que el profesor Alberto Silva Narváez le imprimió al conjunto Barrio Obrero, el gobierno regional durante el período del Dr. Oswaldo Álvarez Paz, lo declaró como Patrimonio Artístico-Cultural del Estado Zulia.

Cada 29 de junio, recordamos con sentimientos de zulianidad la despedida de nuestro plano tierra de quien fuera un auténtico director gaitero.

Alberto Silva fue un gaitero nato que dio brillo al Zulia en su género más querido: la gaita.

Alberto, hasta tú espíritu de luz, llegue la bendición de nuestra Chinita y las bendiciones de quienes recibimos tú bondad en lo personal y en el campo profesional magisterial.

Tu primo y compadre, Nelson Enrique López Vásquez

Tomado del Sitio Oficial de Barrio Obrero de Cabimas