Monseñor Luis Guillermo Vilchez: Un verdadero “Padre”

- Publicidad -

Daniel Méndez, Alberto León, Magda y Merly Guerra; Franklin Paz, Luis Germán Briceño, Enrique, Eric, Yuming y Xiomara Quiroz; Eddy Méndez; Santiago y Ney Soto; José Luis Bracho, Ender Soto, Tubalcaín Morán, Alejandro Villalobos, Alberto Bohórquez, Ángel Francisco Fuenmayor, Wolfgang y Fernando Fuenmayor; Venancio Bracho, Roberto Gotera, José Villalobos, Nelly Ávila, Héctor Querales, Eroy Chacín, Douglas Ochoa, Jaime Indriago y Leandro Lenin Montiel protagonizaron la película que marcaría el destino de sus vidas. Algunos, siguieron el mismo sendero, otros han partido de la vida terrenal, pero todos llevan la marca profesional y espiritual de Monseñor Luis Guillermo Vílchez.

Entre Zagalines y Zagales se gestó una importante generación de hombres y mujeres, que encausó su talento bajo la dirección del Padre Vílchez, quien a sus casi ochenta y un años de existencia sigue dando ejemplo de vocación de Padre, en el más amplio sentido de la palabra.

Gracias a la gentil cortesía de Priscarlina Vílchez y Germán Delgado, y al trabajo de recopilación de Euro Morán, ex integrante del Conjunto San Francisco, hijo de la gesta de talentos del Padre Vílchez; homenajeamos el legado del Padre Vílchez, a través de un recuento de la experiencias vividas por Los Zagales en el período 1979-1980.

1979-1980

Renacimiento y reconocimiento

Aquellos chiquillos que demostraban la hipótesis del Padre Vílchez: “La gaita zuliana es también patrimonio de los niños”; y que además se distinguieron por la gracia y el dominio en sus interpretaciones incluso en giras internacionales, tenían en talante para trascender en grabaciones que aún evocan una calidad que difícilmente podrá ser equiparada.

Pero el visionario Padre Vílchez no dejó que la evolución natural de las voces de sus Zagalines se perdiera, y ofreció al público la experiencia de ver crecer a esos muchachos que se convirtieron bajo su égida en Los Zagales.

El 6 de octubre de 1979, en el diario Crítica se leía:

Fogueados en la escuela de los Zagalines y con unos pocos años más, se encuentran Los Zagales listos para la gran experiencia del Padre Vílchez.

Bullía en el alma de este consagrado mentor, la idea de estructurar un conjunto que por su habilidad artística respondiera a las tres fases musicales de las cuales hoy en día ejercen pleno dominio Los Zagales: música venezolana, gaitas y música internacional.

Y precisamente esta polifacética característica se destaca en el trance entre Zagalines y Zagales. Una gira de quince días demostró sus capacidades más allá de galardones nacionales y el favoritismo de compositores y público en general. El diario Crítica publicaba entonces una semblanza que refleja la formación y aptitudes de sus integrantes:

Es interesante hacer notar las extraordinarias condiciones de algunos de sus integrantes. Ángel Francisco Fuenmayor, llamado cariñosamente Pachito…bajista por excelencia, de él podemos decir que en sus comienzos el instrumento de guitarra bajo era más grande que su estatura, hoy es inmensamente más grande que su instrumento. Es versátil en todos… toca el órgano, el piano, el acordeón, la guitarra, el cuatro y demás instrumentos gaiteros…

Alberto León, cuatrista de nacimiento y solista de calidad. Especialista en ritmos de bambuco, danzas y gaitas, amén de aires colombianos y merengues dominicanos… Venancio Bracho, el mago de la charrasca. En su oído musical se anida la habilidad también para la tumbadora, el bongó, el güiro, el cencerro y la tumbadora gaitera…

Roberto Gotera es el as de las primas de guitarra…furrista oficial del conjunto, cuatrista y tamborero de emergencia, sus conocimientos musicales son parte importante para las combinaciones rítmicas que realiza el conjunto en su fase musical de aires internacionales…

En 1979, Los Zagales habían arrasado con los premios otorgados nacionalmente. El 5 mayo de 1980 se inició el periplo que llevó a Los Zagales a Panamá, Costa Rica, Nicaragua. Anteriormente ya habían estado en Colombia, México y Estados Unidos. A la partida, el Padre Vílchez prometía enaltecer al Zulia con esta gira. Los titulares y reseñas de los diarios de los países visitados le daban la razón, al calificarlos de “modelo de experiencia folklórica”.

El enviado especial del diario Crítica, Orlando Bohórquez llevó una crónica detallada:

El grupo folklórico Los Zagales del Padre Vílchez continúan imponiendo el nombre artístico de Venezuela en Centroamérica, cuando desbordaron emociones dentro de la población costarricense… realizaron su primera presentación , en un colegio superior de señoritas, donde el grupo interpretó hasta quince canciones, entre las cuales habían del folklor venezolano, incluyendo por supuesto gaitas zulianas. Asimismo, se cantaron temas del folklore e Costa Rica, Argentina, España, Panamá…

Por cierto, que en la última actuación de Los Zagales en Panamá, específicamente en la Universidad Nacional de Panamá, la misma fue grabada para la televisión canal 11, que es un canal perteneciente a este instituto de estudios superiores, y es a todo color.

Este programa será proyectado en ese recinto universitario, dentro del aspecto educativo de sus estudiantes y además le serán entregadas películas de ello, a los canales comerciales TV2 Nacional y Telecuatro, que le darán también proyección nacional.

En Costa Rica dicen haber renacido, porque estuvieron a punto de morir a bordo del avión que los llevaría a Nicaragua. Tras la milagrosa intercesión de la Virgen de Chiquinquirá, invocada a través del medallón del Padre Vílchez los salvó de morir trágicamente, reanudando la travesía hacia Nicaragua, uno de los destinos más anhelados por los integrantes de Los Zagales.

Las canciones las cantaban con nosotros. Gritos. Consignas. Y al final aquello se volvió casi una fiesta ya que muchos no se aguantaron y comenzaron a bailar.

El Ministerio de Cultura de Nicaragua quedó tan complacido con las presentaciones de Los Zagales que incluso patrocinó completamente un disco con temas del folclor nicaragüense interpretadas por los pupilos del Padre Vílchez.

Hasta tangos llegaron a cantar, en homenaje a Carlos Gardel… “Si Los Zagales llegasen algún día a ir a la Argentina estamos seguros que serán allá grandes ídolos porque la música de ese país la interpretan a la perfección”, relataba la prensa. El mismísimo Padre Vílchez revelaba otra de sus facetas al interpretar los clásicos de Gardel en “La Espacial”.

Y con la vivencia a flor de piel, el cronista soltó una perla que veinticinco años después mantiene su vigencia:

Y es que es muy difícil que por muchos años salga otro grupo show, con tanta calidad artística, tanta disciplina, tanto talento y tanta personalidad como Los Zagales y eso tiene un nombre, Luis Guillermo Vílchez.